lunes, 2 de junio de 2014

Y efectivamente, tenemos una mejor visión, ¿por qué? Porque cuando lo hacemos logramos enfocar la imagen.
De acuerdo con BBC, al entrecerrar los ojos, los músculos de las mejillas y las cejas bloquean parte de la luz, la imagen se ve más oscura y al entrar un poco de luz los ángulos más llanos podemos visualizar más claramente la imagen.
Aqui las imagenes: