viernes, 9 de mayo de 2014

El monte Blencathra, de 869 metros de altura, es conocido y apreciado por los excursionistas que visitan la región de los lagos, en el noroeste de Inglaterra, y, junto a su palacete, es el orgullo de la familia desde hace 400 años.
"Es verdaderamente una gran pérdida", suspiró el martes su propietario, Hugh Lowther, conde de Lonsdale, explicando a la BBC que no tuvo más remedio que vender esta "joya" por 1,75 millones de libras (2,12 millones de euros, 2,97 millones de dólares).
Con esta suma, el aristócrata pretende pagar una parte de los 9 millones de libras (cerca de 11 millones de euros, 15,2 millones de dólares) que debe al fisco británico por los impuestos a la herencia de su padre, muerto en 2006.
El futuro propietario de la montaña tendrá derecho al título de Lord de Threlkeld y a los derechos de pastura para más de 6.000 ovejas y corderos.
Aqui las imagenes: