miércoles, 21 de mayo de 2014

Un psicólogo dijo al tribunal que Julie Schenecker estaba demente cuando mató a sus hijas, por lo que había sido diagnosticado con trastorno bipolar y síntomas psicóticos.
Julie fue declarada culpable de asesinato en primer grado y fue condenado a dos cadenas perpetuas concurrentes en la cárcel.

Aqui las imagenes: