sábado, 24 de mayo de 2014

La última hazaña de este chico ruso ha sido subir al edificio residencial de más altura del mundo, la Princess Tower de Dubái y hacerse un incríble 'selfie' desde allí.
El joven se fue de vacaciones a Dubái y no puedo resistir la tentación de escalar los 414 metros de altura que tiene este edificio, acompañado de varios amigos. Según Planeta Curioso, el joven asegura que "después de este viaje, los edificios de Rusia me parecen muy pequeños". 
Aqui las imagenes: