viernes, 9 de mayo de 2014

El hombre había salido en libertad casi seis años antes y la familia creía que él había saldado su deuda con la sociedad. Sin embargo, Lima Marín debía haber pasado toda su vida en la cárcel.
El error de un empleado judicial le dio la libertad en 2008, con 90 años de anticipación. Las autoridades de Colorado descubrieron el error en enero e inmediatamente lo enviaron de regreso a la prisión para cumplir el resto de su condena a 98 años por robo a mano armada.
Lima Marín y otro hombre fueron condenados en 2000 por el robo de dos tiendas de video en Aurora. En un robo, obligaron a varios empleados a punta de pistola a encerrarse en un cuarto trasero y a otro a permanecer en el suelo mientras exigían el dinero de una caja fuerte.
Un juez condenó a Lima Marín a condenas sucesivas por ocho cargos, por un total de 98 años, pero un empleado escribió por error que el cumplimiento de todas las condenas debía ser simultáneo. Los funcionarios penitenciarios calculan el tiempo que debe cumplir un preso con base en ese documento.
Lima Marín recibió la libertad condicional en 2008, luego de ocho años.
Se dedicó a reconstruir su vida, aunque —según los fiscales— era plenamente consciente del error y no advirtió a las autoridades.
Lima Marín, que ahora tiene 35 años, se dedicó a la venta puerta a puerta y luego adquirió el oficio de cortar e instalar vidrios de ventanas. Se reunió con su antigua novia, Jasmine, con quien se casó en julio en una ceremonia que también celebró sus cinco años en libertad condicional. Realizaba actividades de su iglesia y era entrenador de fútbol.
Aqui las imagenes.