lunes, 12 de mayo de 2014

Un selfie con una antigua foto de su padre fue subida en el sitio y después de 21.000 acciones, fue contactado por un hombre que vive en Ginebra, quien afirmó conocer a su padre.
Una hora más tarde, llamó de nuevo – esta vez con el número de móvil de su padre en mano -. Adele marcó y de repente se encontró hablando con su padre por primera vez en 30 años.
Un día Derek tenía una junta en su trabajo y salió temprano, pasaron 11 horas y el no llegaba a casa, cuando preguntaron en su trabajo les reportaron que él nunca apareció.
La búsqueda empezó, encontraron su auto aparcado en la estación de trenes. Derek había huido, nadie sabía de su paradero, nunca se comunicó con amigos ni familiares.
Al parecer, cuando Derek salió de casa buscó la caridad que se ofrecía a personas sin hogar, ahí fue donde conoció al hombre que, tres décadas más tarde, se comunicó con Adele.
Aqui las imagenes: