viernes, 9 de mayo de 2014

Según un reporte de su arresto, Ana María Moreta Folch, de St. Augustine, dijo a un operador de maquinaria pesada que ella era la propietaria de la casa móvil y que quería que la destruyera junto con el pozo séptico de ésta.
El diario Florida Times-Union (http://bit.ly/1mJ33qa) reportó que los verdaderos dueños del remolque llamaron el lunes a la policía del condado de St. Johns cuando se percataron que su vivienda estaba siendo destruida.
El reporte del arresto agrega que Moreta quería que fuera destruida la casa rodante porque pensaba que sus ocupantes eran repugnantes y que se habían metido a la fuerza en el automóvil de ella.
Moreta fue acusada de mala conducta, lo cual es un delito en tercer grado. Fue dejada en libertad el miércoles luego de garantizar una fianza de 10.000 dólares. Los registros de la corte no indicaban si ella tiene abogado.
Aqui las imagenes: