viernes, 23 de mayo de 2014

"No me dejan dar paseos muy a menudo. El Servicio Secreto se estresa un poco", dijo Obama en un discurso sobre el turismo en el Salón de Fama del Béisbol en Copperstown (Nueva York).
Acostumbrado a paralizar el tráfico en Washington en cada uno de sus desplazamientos con una docena de vehículos oficiales custodiados por motocicletas de policía, Obama optó el miércoles por caminar al Departamento del Interior, donde debía dar un discurso y que se encuentra a apenas diez minutos de la Casa Blanca.
"De vez en cuando me dejan escaparme", explicó en cuanto a sus paseos. "Soy como el oso de circo que de pronto rompe su cadena, y empieza a moverse, y todo el mundo empieza a susurrar: '¡El oso está suelto!'", bromeó.
"Apenas recorrí unos cuantos bloques, pero en ese poco rato, conocí a turistas de Alemania, Israel, Brasil, China y Ucrania en el National Mall", la explanada que concentra los principales monumentos de Washington, aseguró el mandatario.
La Casa Blanca publicó en su cuenta oficial de YouTube un vídeo del paseo, en el que puede verse a Obama acompañado de uno de sus asesores, John Podesta, y rodeado en todas las direcciones de una multitud de agentes del servicio secreto que vigilan desde varios metros de distancia.
"Hay que agarrar a la gente por sorpresa, esto no puede ser una rutina", se escucha decir a Obama en el vídeo mientras recorre la Elipse, como se conoce el jardín que separa la Casa Blanca del monumento a Washington.
La reacción de la gente oscila entre la sorpresa, la incredulidad y la euforia de tres jóvenes que no dudaron en acercarse a toda velocidad al presidente para saludarle, bajo la atenta mirada del Servicio Secreto.
Aqui las imagenes: