lunes, 19 de mayo de 2014

Tara Sawyer, de 37 años, es adicta a estar embarazada, y según declara al diario DailyMail: "No pararé hasta que se me caiga el útero". Durante su vida ha parido a siete criaturas, cuatro de ellas hijos propios.
Cada vez que da a luz, entra en depresión y se "siente vacía" por lo que busca estar encinta continuamente, no por el bebé, sino por el estado en sí. Aunque las leyes de madre sustituta le aportarían unos beneficios de 15.000 libras en concepto de gastos por maternidad, ella se ha negado a coger el dinero.
Aqui las imagenes: