lunes, 19 de mayo de 2014

A pesar de llevar un vestido de gala, totalmente apropiado para el baile de graduación de la Secundaría Richmond, la jovencita tuvo que retirarse luego que algunos de sus compañeros varones y algunos padres (hombres adultos), expresarán que las curvas de esa chica les provocaron "pensamientos impuros".

La sexy adolescente Clare Ettinger, cuenta que cuando llegó al baile de graduación, una de las organizadoras le indicó que su vestido era "inapropiado", luego le repitió los requisitos del código de vestimenta al pie de la letra.

Más tarde, mientras Clara se divertía con sus amigos y bailaba un poco luciendo su vestido, la misma mujer que la increpó al entrar, la tomo del brazo y la llevó a un rincón apartado de la fiesta, ahí le informó que muchos de sus compañeros y algunos varones adultos, habían dicho que verla les estaba provocando "pensamientos impuros".

Según la organizadora del baile y algunos padres de familia, Clare vestía "muy provocativa". Por otro lado, la muchacha cuenta que uno de los padres que se encontraba sentado en uno de los palcos del salón, no la dejaba de observar, "se la comía con los ojos".

Todo esto también hizo que sus amigos y demás compañeros se sintieran incómodos.

"Me dijeron que mi forma de vestir y mover mi cuerpo había provocado que hombres tuvieran pensamientos inapropiados, lo que implica que mi responsabilidad es controlar los  pensamientos y cuerpos de otras personas.

Yo no soy culpable de que algún padre pervertido de 45 años de edad, me desee con locura sólo por que llevó puesto un brillante vestido de graduación. Si piensan que lo soy, entonces quienes tienen un problema son ustedes".
Aqui las imagenes: