lunes, 19 de mayo de 2014

1-Tragabolas:
Juego mítico donde los haya. Daba igual si se lo pedías o no a los Reyes Magos, algún año solía caer. El mecanismo era sencillísimo y superdivertido. Ganaba el hipopótamo que más bolas tragaba. 

2-Simón:
Aquel juego de memorizar los colores con un soniquete que exasperaba al Santo Job.

3-Blandiblú:
Quien creció en los años ochenta recordará la fiebre por este asqueroso juego. ¡Cómo olvidar la textura e incluso el olor de ese moco gigante que acababa muriendo de pelos 

4-El Pitagol:
Era el 'novamás' de las chuches. Normalmente te daban cinco duros y había que elegir
5-Radiocassete:
Era un tesoro, sin duda, pero hasta que no llegó la doble pletina no supimos lo que de verdad eran las nuevas Aqui las imagenes: