lunes, 28 de abril de 2014

Una particular escena se registró frente al Parque Centenario, en el centro de Bucaramanga, donde el dueño de un carro desarmó su vehículo, lo destruyó y le arrancó partes del motor minutos después de que fue requerido por agentes de la Policía de Tránsito.
El hecho ocurrió en la noche del miércoles pasado en la carrera 19, entre calles 32 y 33 de la capital santandereana, luego de que el conductor se negó a que los uniformados le verificaran la validez de los documentos que certifican la revisión tecnicomecánica y el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat).
Apoyado con la luz de su celular, que lo mantuvo entre sus dientes, el conductor arrancó las puertas de su carro, destruyó ventanas, doblo varias latas y arrancó partes del motor.
La escena fue grabada en video por un miembro de la Policía de Tránsito.
Aqui las imagenes: