martes, 15 de abril de 2014

Algunos son errores de fabricación y otros tantos producto del descuido humano. Pero sea como fuere no dejan de causar risa. Pero échales un ojo tú mismo. 
Aqui las imagenes: