martes, 1 de abril de 2014

Tu libertad a decidir: No permitas que nadie decida por ti, no le des a nadie el derecho a hacerlo. Recordar que eso lo hacemos nosotros, no permitas que nadie te manipule, mantén tus convicciones, pensamientos y sobre todo tu libertad en tu poder. nadie que te ame de verdad te obligará a hacer o dejar de hacer cosas en las cuales tú no has decidido. No te dejes manipular por nadie, cree en ti y en tu derecho a equivocarte.
El derecho que tienes a sentirte comprendido: Recuerda que todos en algún momento necesitamos a alguien que más que ayudarnos, nos entienda. No te avergúences por ellos, a todos nos pasa, trata de ser así para que en la relación exista reciprocidad. Habla y escucha, pide pero no exijas, recuerda que en una relación sana se da y se recibe.
Tu libertad de amar: Nunca, pero nunca sientas temor a demostrar y sentir, el amor nos hace sentirnos vivos y felices, recuerda que esta pauta te dirá si estás viviendo una relación de amor verdadero, no puedes estar con alguien y sentirte frustrado, triste o infeliz. Si es así pregúntate si eso es amor, pues el amor es todo lo contrario a eso.
El derecho a equivocarte: No olvides que la vida está hecha de nuestras experiencias, de los errores y lo que aprendemos de ellos. No tengas miedo ni te limites por nadie, quien te ame no te cortará las alas, te acompañará en el vuelo. Cuantos más errores, más experiencia, y cuanto más experiencia, más sabiduría.
Aqui las imagenes: