martes, 1 de abril de 2014

Los hijos únicos generalmente desean tener un hermanito o hermanita. Si ya tienes hermanos y viene un nuevo bebé lo que esperas es alguien que esté de tú lado, alguien de tú mismo sexo. Sus papás, progenitores de dos niñas y un niño, eligieron revelar a través de un pastel el sexo del futuro bebé. Si el interior era rosa, llegaría una nueva hermana, si era azul el pequeño por fin tendría un hermanito.
Daily Mail explica como fue el momento, aunque al principio Gunner se mostraba entusiasmado al pensar que tendría un nuevo compañero de juegos. Pero al descubrir el interior rosa sólo pudo exclamar “¡Sabía que era una niña!, no voy a comer pastel. Odio a las chicas. Quiero salir de esta casa”.
El vídeo ya registra más de 110.000 visitas y numerosos comentarios graciosos. Y ya son muchos los hombres que se sienten identificados con Gunner por crecer en una familia rodeados de mujeres. 
Aqui las imagenes: