martes, 1 de abril de 2014

Resulta que el 24 de diciembre acababa de terminar una guardia en el hospital donde trabaja cuando sintió un intenso dolor en su muñeca. Sin embargo, al ver todas las felicitaciones navideñas en su celular, empezó a contestarlas una por una.
Por 6 horas envió mensajes por WhatsApp, esto le provoco dolor en el dedo pulgar. A la mañana siguiente sufría de tendinitis y debido a la causa se dio el neologismo “WhatsAppitis”.
El tratamiento consistió en medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos y la completa abstinencia de utilizar el teléfono para enviar mensajes. Claro que como estaba embarazada la paciente se limitó a tomar paracetamol.
La tendinitis también se ha dado en personas que utilizan mucho la consola Wii y se le llama “Wiitis”. Si es con el Nintendo… adivinaste “Nintendinitis”.
Ya que las lesiones relacionadas con los videojuegos y las nuevas tecnologías empiezan a ser más comunes, la tenosinovitis causada por mensajes de texto con teléfonos móviles podría ser una enfermedad emergente, puntualiza BBC. 
Aqui las imagenes.