sábado, 26 de abril de 2014

Resulta que con ella iba su bebé de apenas 5 semanas de nacido. Arrancó el coche olvidando que no había metido al bebé en el auto, sino que estaba bien asegurado en su porta-bebe pero en el techo.
La mujer de 21 años, condujo casi 20 km antes de darse cuenta de que su pequeño no estaba dentro del vehículo.
Regresó inmediatamente pero en el camino fue detenida, un transeúnte encontró antes al bebé que aún estaba en su asiento milagrosamente ileso, en el medio de la carretera.
Clouser, de Phoenix, Arizona, se escapó sorprendentemente de la cárcel y en su lugar fue condenada a 16 años de libertad condicional tras declararse culpable de abuso de menores y la conducción bajo la influencia de drogas.
Aqui las imagenes: