sábado, 22 de marzo de 2014

Pero un hombre lo vio y seguro de que era muy valioso se lo compró por tan solo $ 8.000 dólares. Y no estaba para nada equivocado pues ahora ha sido avaluado en $ 33.000.000 de dólares (375 veces más de lo que pagó por él).
Y es que resulto ser un huevo de pascua imperial elaborado por el joyero ruso Carl Fabergé para la realeza rusa.

La pieza está labrada en oro y decorada con diamantes y zafiros fue revisada por la casa Wartski, especialista en el joyero ruso, quien corroboró la autenticidad de la obra .
Ahora, como explica BBC, la joya espera para ser puesta en exposición en la galería Wartski de Londres a partir del 7 de abril.
Aqui las imagenes: