miércoles, 5 de marzo de 2014

El momento mas insólito de los Oscar fue cuando Ellen DeGeneres preguntó “¿Quién tiene hambre?” y entonces Edgar Martirosyan llegó a repartir Pizzas a las estrellas de Hollywood como Brad Pitt, Martín Scorsese, Meryl Streep, Julia Roberts, Kevin Spacey, Harrison Ford y Jennifer Lawrence quienes cayeron en la tentación.En Big Mama’s & Papa’s sabían que los Óscar habían hecho un pedido, pero el encargo consistía en llevar las pizzas hasta el teatro. Nadie les advirtió de que formarían parte del espectáculo.”Fue una decisión en el último instante tomada por la anfitriona de la noche Ellen DeGeneres quien es cliente habitual y fue ella a quién se le ocurrió la idea.
Aqui las imagenes: