martes, 25 de marzo de 2014

No son los mejores días para Barbie. Este año, la portada de la edición especial de trajes de baño de la revista Sports Illustrated pudo haber sido la gota que colmó el vaso. La cubierta en donde aparece la muñeca rubia no sólo no fue bien recibida, también causo indignación por la asociación de Mattel con la edición de traje de baño ocasionando incluso que muchos la tacharan de “increíblemente espeluznante” y un desesperado intento de la compañía para convertir a la Barbie “en un objeto sexual para los hombres.”
No obstante, hace unos meses la muñeca más emblemática en el mundo tuvo un cambio de imagen moderno tan revolucionario que se volvió completamente viral y prometió cambiar la percepción negativa que tantas personas tienen de ella. Sin embargo, dicho fenómeno de la “Barbie promedio” no paró en meras fotos compartidas por millones de internautas. Nickolay Lamm, el diseñador creativo del proyecto, ya tenía algo reservado a continuación.
Mientras que muchas personas se quejan sobre el mal ejemplo que la clásica muñeca Barbie  promueve, pocos han realizado un esfuerzo real para proporcionar otras alternativas a la influencia de la popular muñeca. De esta manera, motivado por un fuerte deseo de mostrar que “lo promedio es hermoso”, el creador de esta innovadora muñeca decidió hacer que sus diseños cobren vida con una muñeca llamada “Lammily.”

Aqui las imagenes: