martes, 25 de marzo de 2014

Para algunos ya se terminó eso de pedir ayuda a los papás para completar con los ejercicios de la escuela. Hoy en día, gracias a internet, lo mejor para resolver ciertos problemas es acudir directamente a quien más sabe acerca de ellos.
Eso fue lo que pensó Lucas Whiteley, un niño de la localidad estadounidense de Roberttown de apenas cuatro años.
Cuando su profesora le pidió un trabajo sobre el espacio, decidió acudir directamente a la NASA.
Lucas les envió un correo electrónico en el que les formulaba tres preguntas concretas a los expertos de la Agencia Espacial estadounidense: “¿Cuántas estrellas hay en el espacio?, ¿quiénes fueron los segundos y terceros en llegar a la Luna? y ¿los animales han pisado alguna vez la Luna?”.
Con una escueta respuesta hubiera sido suficiente, sin embargo Lucas recibió mucho más que eso.
La NASA contestó a su correo diciendo que en breve alguien aclararía sus dudas. Poco después recibió un video en el que el ingeniero Ted Garbeff, además de responder a las cuestiones, enseñaba todas las instalaciones de la Agencia.
Con la ayuda de la NASA, Lucas logró terminar la tarea y consiguió la mejor nota de la clase. Este es el video que Lucas recibió:
Aqui las imagenes: