sábado, 8 de marzo de 2014

Y no solo esto, sino que el grosor puede cambiar durante toda la vida lo que hace que el CI no sea de valor fijo. ¿Por qué se dice esto?
Antes se creía que la diferencia suscitada al obtener resultados dispares en el CI de una persona, tomados en diferentes momentos, se debía a un error, pero ahora se ha comprobado que la diferencia está en el cambio de la capacidad cognitiva del individuo.
Es interesantes que es la corteza cerebral, la que además contiene la materia gris, la que influye de manera fundamental en el desarrollo de las funciones cognitivas como la percepción, el lenguaje, la imaginación, el pensamiento, la memoria y la conciencia.
Pasando a las pruebas, los científicos realizaron un estudio a 188 niños y adolescentes durante un lapso de dos años. Por medio de resonancias magnéticas se detectó que la corteza cerebral comienza a perder espesor a partir de los 5 o 6 años como parte de su proceso normal de envejecimiento. 
Aqui las imagenes: