jueves, 6 de marzo de 2014

Mientras afuera la temperatura es de -40 °C, adentro puede alcanzar un cálido y agradable 0 °C (en comparación) solo con una lámpara y el calor corporal. La nieve actúa como aislante por lo que no deja escapar el calor humano generado dentro. En ese momento la nieve empieza a derretirse y ¿qué pasa?
Cuando el esquimal sale la nieve se transforma en hielo y luego vuelve a derretirse. Esto ocurre muchas veces por lo que la estructura se hacen más fuerte y permite que por dentro sea aún más cálida.

Por otro lado, si hay fuego dentro del iglú tampoco pasa nada, si se derrite por dentro las temperaturas son todavía lo suficientemente bajas como para volverlo a congelar inmediatamente.
Al menos esto pasa con los iglúes bien hechos. No toda la nieve sirve para este tipo de casa, además es importante que la puerta este abajo y tenga el ángulo correcto que impida que el viento entre apagando el fuego o causando más frío. Además de un agujero encima para que el humo se escape y no asfixie a quienes viven dentro.
Aqui las imagenes: