viernes, 28 de febrero de 2014

Un estadounidense, Billy Standley, fallecido este fin de semana a los 82 años como consecuencia de un cáncer de pulmón, ha sido embalsamado y enterrado en Columbus montado en una Harley Davidson dentro de un ataúd de plexiglás, lo que fue su última voluntad, según ha informado The Dayton Daily News.
Pete y Roy, dos de sus cuatro hijos, construyeron este curioso ataúd hace ya varios meses para cumplir con los deseos de su padre, quien además de a su familia, amaba su Electra Glide 1967, con la que pidió ser enterrado.
Una de las hijas del fallecido, Dorothy Brown, explica que su progenitor era “un hombre muy especial” que siempre se dedicó a la familia, por lo que tanto su mujer como sus hijos se mostraron desde el primer momento dispuestos a cumplir su último deseo.
Aqui las imagenes: