jueves, 27 de febrero de 2014

El fotógrafo del Jerusalem Post Marc Israel Sellem ha hecho la mejor foto de la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Israel. Al menos sí la más popular. La instantánea, que ha corrido como la pólvora por redes sociales como Twitter y Facebook, muestra una sombra sobre la boca de Merkel similar bigote de Hitler. No es más que la del dedo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que le hace parecer un mostacho en toda regla. Netanyahu solo pretendía señalar a la canciller el camino que debía seguir.
La foto, que ha sido objeto de todo tipo de burlas por parte de los internautas, fue tomada después de la rueda de prensa en la que Merkel criticó a Israel por su política de seguir ampliando los asentamientos judíos en Cisjordania. 
Aqui las fotos: